Elabora

La Fundación Vodafone y la Fundación Aprocor han lanzado el programa 'e-labora' para mejorar y facilitar la inserción laboral, la autonomía y la integración de las personas con discapacidad intelectual en el trabajo a través del uso de las nuevas tecnologías.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación Síndrome de Down de la Región de Murcia 'FunDown' y de la Asociación Nazarena para la Integración de la Personas con Discapacidad Intelectual (Anida). Además, ha sido cofinanciado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio a través del Plan Avanza.

Las fundaciones creadoras de e-labora han explicado que el programa permitirá a los preparadores laborales, encargados de la inserción de la personas con discapacidad intelectual, personalizar las aplicaciones diseñadas por Vodafone, siguiendo las indicaciones que les brindará Aprocor.

Las aplicaciones permitirán planificar tareas, acceder a información relevante a través de códigos QR, introducir contenidos multimedia, gestionar el tiempo de realización de tareas mediante avisos y alarmas, guiar a los empleados hasta el puesto de trabajo y visualizar, gracias a la realidad aumentada, información de personas y su posición dentro de la estructura de la empresa.

Así, el preparador laboral dispondrá de un interfaz profesional que permite, desde un ordenador, configurar aplicaciones personalizadas para cada trabajador, así como construir un cuadernillo de tareas que cada usuario deberá realizar "en función de su puesto y sus capacidades".

De esta forma, los preparadores podrán supervisar a varios usuarios a la vez, ya que no requiere que esté presente durante la incorporación del trabajador a su nuevo puesto. Por su parte, los empleados podrán acceder a través de su dispositivo móvil o tablet a su cuaderno de tareas para consultar las actividades que deberá realizar a lo largo del día. Además, esta aplicación les permitirá tener contactar en cualquier momento con su preparador laboral y tener acceso a las distintas herramientas y servicios que les han asignado.

Asimismo, esta plataforma proporcionará al usuario una mayor autonomía personal. Los primeros resultados de esta plataforma, que ya ha sido probada por 45 usuarios en Madrid, Sevilla y Murcia, han confirmado que las nuevas tecnologías ayudan a acortar los plazos formativos previos a la inserción laboral y favorece un aprendizaje más rápido de las personas con discapacidad intelectual en sus puestos de trabajo, "les hace sentir más independientes y ser capaces de afrontar las tareas solas".