Alumnos

Un total de 284 emprendedores con discapacidad se han formado este año gracias a la cátedra de Investigación para el Fomento del Emprendimiento de las Personas con Discapacidad de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y Fundación Konecta.

Debido al éxito de esta iniciativa en su primer año, ambas instituciones firmaron este miércoles un acuerdo de renovación del convenio, suscrito por el rector de la URJC, Fernando Suárez, y por la secretaria del Patronato de Fundación Konecta, Rosa Queipo de Llano.

Según la fundación, las cifras "hablan por sí solas":se han puesto en marcha 13 microempresas en las que están implicadas más de 20 personas con discapacidad; se ha formado a más de 284 emprendedores con discapacidad, y se han llevado a cabo numerosas acciones de tutorización personalizada que han beneficiado a más de 100 personas de este colectivo.

La Cátedra de Investigación Fundación Konecta-URJC también ha realizado diversos encuentros empresariales entre compañías y nuevos emprendedores con discapacidad, y se ha unido a la Fundación Universia para presentar su primera convocatoria de ayudas a emprendedores discapacitados.

Con un total de 12.000 euros de inversión, estos buscan apoyar la puesta en marcha y desarrollo de hasta seis proyectos de emprendimiento promovidos por estudiantes de cualquier universidad española, graduados y alumnos de postgrado de 2014 en adelante.

Dentro de las actividades de la Cátedra, también tuvo lugar un Curso de Verano en julio promovido por Popular, con talleres prácticos de 'coaching' especializado, entre cuyos objetivos está el proponer recursos y alternativas para despertar el interés de los participantes en el inicio de la carrera emprendedora o el afianzamiento de los proyectos ya existentes.

La Asociación Española de Emprendedores con Discapacidad; La Ciudad Accesible y la Red Española de Investigadores y Doctores con Discapacidad colaboraron en dicho curso.

Durante este primer año, la Cátedra ha buscado, sobre todo, orientar a los emprendedores en el desarrollo de ideas de negocio y habilidades específicas como contabilidad, branding personal, estrategias de financiación, productos de apoyo o accesibilidad universal.

El madrileño José Manuel Delicado Alcolea y el cacereño Jorge Cáceres Pareja son dos beneficiarios de este programa.

Ambos con discapacidad visual, han creado juntos Tech Now, una empresa dedicada a la accesibilidad web, la domótica adaptada y la venta de aparatos informáticos cuya idea surgió en 2014 a través de una conversación por Skype.

Además de las dos instituciones firmantes del convenio, el proyecto ha incorporado, como entidades colaboradoras, a los ayuntamientos de Madrid y Móstoles, la Fundación Universia, la Asociación Española de Emprendedores con Discapacidad "Sí Podemos", Cocemfe y Cermi.