Universitario

La discapacidad, la inclusión social y el acceso de las personas con discapacidad a la educación superior ha estado presente en el III Encuentro Internacional de Rectores Universia, que se ha en Río de Janeiro (Brasil) y donde se han debatido los retos de las universidades en el siglo XXI.

Una mesa redonda presidida por el presidente de los rectores españoles, Manuel López, y en la que también participaron Horacio Sánchez, rector de la Universidad Católica de Chile; Rafael Stand, del Centro Internacional de Responsabilidad Colombia, y José Eduardo Hernández, de la Universidad Colima de Colombia, analizó este martes la incorporación de las personas con discapacidad al ámbito universitario.
Esta mesa ha sido posible gracias a la colaboración de la Fundación ONCE, la Fundación Universia y PwC, según explicó a Servimedia Isabel Martínez, comisionada para Universidad, Juventud y Planes Especiales de Fundación ONCE, presente en el encuentro de Río.

"Es muy importante que en un encuentro tan importante y relevante como éste se hable de inclusión en la educación superior de las personas con discapacidad. Es la primera vez que en un evento tan determinante, que aborda los retos de la Universidad del siglo XXI, está presente la discapacidad", subrayó Martínez, quien ha estado trabajando más de seis meses para lograr que en este encuentro los más de 1.100 rectores que se han reunido en Brasil escuchen los problemas que tienen las personas con discapacidad para acceder a la Universidad.

"Somos conscientes de que aún queda mucho trabajo por hacer, pero desde Fundación ONCE sabemos que es fundamental estar presentes en estos foros para visibilizar la discapacidad", concluyó Martínez.

Entre los asistentes a este encuentro internacional de rectores iberoamericanos se encontraba Francisco José Piñón, rector de la Universidad de Congreso en Mendoza (Argentina) y usuario de silla de ruedas, quien aseguró a esta agencia que "la incorporación de personas con discapacidad a la Universidad es una asignatura pendiente" y alabó el trabajo que realizan en España la ONCE y su Fundación. "Es un trabajo que conozco muy bien, porque he vivido en España. Ojalá que su modelo estuviera presente en otros países del mundo", comentó.